sábado, 26 de mayo de 2012

Mi cielo


Quiero que me abraces,quiero sentir tu voz cuando me hablas,quiero sentirme segura necesito tu abrazo,necesito ese amor tuyo ese amor nuestro.

Quiero no llorar cuando te pienso quiero no mirarte en una fotografía quiero sentir tu aroma,tu aliento,quiero no necesitarte mas en la distancia.

Quiero ser feliz,quiero sentirme plena cuando estoy contigo.

Quiero no mirar mas a través de mi ventana,y ver solo mi propio rostro quiero amor que tu estés al otro lado del ventanal y sentirme amada dentro de esta cruel soledad.

Yo no quiero estar mas sola,quiero estar contigo,atreverme a mirarte a no tener miedo de un mañana incierto,prefiero eso que vivir este destino de amor y desconsuelo.

Quiero sentirme amada,no rechazada,quiero entrar, en tu vida ,darte todo este amor que tengo sin medidas,quiero permanecer y pertenecer,con todas nuestras buenas y malas adtitudes,porque es así como nos queremos tu y yo.

Quiero ser lo mejor que te haya sucedido en la vida,necesito abrazarte,muero por ese abrazo lo necesito,amor mío para saber que aun sigo viva.

Quiero que me ames para toda la vida,como solo tu puedes hacerlo,mi dulce regalo del cielo.

Dedicado al Amor de mi Vida

domingo, 13 de mayo de 2012

Cinco sentidos


Quizás mis labios no poseen el valor de expresarte cuanto significas para mi y oculto mis pensamientos en excusas sin sentido que solo me causan confusión, cuando mi mirada expresa mas de lo que siento e intenta delatar los sentimientos que aun no logro decir, ya que el aire parece estar ausente y las palabras han desaparecido de mi mente en medio de la calma que se produce al estar junto a ti; puede que seas un fruto prohibido y mis caricias no lleguen a conocer el aroma de tu piel, porque siempre estuviste distante y nunca escuchaste la voz de mi corazón, pero a pesar de las limitaciones que me alejan de ti no puedo negarte que siento alegría de saber que existes y solo quiero tener motivos para extrañarte...


domingo, 6 de mayo de 2012

Cuatro damas


Hoy han pasado por mi puerta, iban cogidas de la mano y cuando me han mirado, lo han hecho con ternura porque ellas mejor que nadie, saben de mi dolor, saben lo que es querer salir corriendo a buscarte, saben lo que es desear, necesitar y no encontrarte.

Me han abrazado y no me han dejado en todo el día, fría compañía como la suya, que me recordaba mi carencia y cuando a llegado la noche, han querido hacer una fiesta, les he rogado y suplicado que no lo hicieran, pues querían llamar a sus dos compañeras, las cuatro damas bailando en mi alma: Añoranza, Soledad, Tristeza y Melancolía.

Mi Añoranza por otros domingos vividos.

La Soledad de mis abrazos sin los tuyos.

Tristeza por no contemplar tu sonrisa en este día.

Y la Melancolía infinita de mi corazón.

Cantaban tu nombre en mis oídos, mientras revoloteaban dando vueltas a mi alrededor, y solo cuando han visto mis lágrimas me han dejado oir tu voz, ha sido solo un minuto:

Te quiero mucho, mi amor.

Minuto de gloria y alegría, que a las cuatro esfumó.