martes, 26 de enero de 2010

¡Hola!

Te escribo este cuento para que te acuerdes de todos los segundos, minutos, horas y meses que quisiera pasar contigo. Eres como el oxígeno que me da vida, tu imagen es la portada de mi archivador mental.

Esta simple y triste hoja, que no tiene vida y que todo el mundo usa para escribir sobre ella, es también la forma de desahogarse y de dibujar cosas muy bellas, para que la dejes encima de la mesa de estudio olvidada, para que te “chulees” delante de tus amigos de lo que te decía, dijo y dirá alguien que te quiere. Este papel, letras, frases ridículas y “mogollón” de tinta son toda una fantasía que, vale más que mil palabras para que, cuando te acuerdes de la persona que te quiere, y no esté ahí cerca para darte calor o quitarte el viento, este folio lo haga; para que cuando estés en un mal sueño, yo sea tu salvadora, y para que en tus sueños bonitos sea yo tu princesa.

Un beso

Goizeder

No hay comentarios:

Publicar un comentario