domingo, 25 de octubre de 2009

Carta de Juan Rulfo a Clara Aparicio

Desde que te conozco, hay un eco en cada rama que repite tu nombre; en las ramas altas, lejanas; en las ramas que están junto a nosotros, se oye.
Se oye como si despertáramos de un sueño en el alba.
Se respira en las hojas, se mueve como se mueven las gotas del agua.
Clara: corazón, rosa, amor...
Junto a tu nombre el dolor es una cosa extraña.
Es una cosa que nos mira y se va, como se va la sangre de una herida; como se va la muerte de la vida.
Y la vida se llena con tu nombre: Clara, claridad esclarecida.
Yo pondría mi corazón entre tus manos sin que él se rebelara.
No tendría ni así de miedo, porque sabría quién lo tomaba.
Y un corazón que sabe y que presiente cuál es la mano amiga, manejada por otro corazón, no teme nada.
¿Y qué mejor amparo tendría él, que esas tus manos, Clara?
He aprendido a decir tu nombre mientras duermo. Lo he aprendido a decir entre la noche iluminada.
Lo han aprendido ya el árbol y la tarde...
y el viento lo ha llevado hasta los montes y lo ha puesto en las espigas de los trigales. Y lo murmura el río...
Clara:
Hoy he sembrado un hueso de durazno en tu nombre.

martes, 20 de octubre de 2009

Contigo Soy Feliz

Querido mío :
No sé si te he dicho alguna vez que contigo soy feliz, si no es así te lo digo ahora: soy feliz porque existes y porque me quieres.
Cada vez que te veo todo es felicidad: cada mirada, cada palabra amable con tu voz maravillosa, cada caricia, cada sentimiento, cada beso.. cada amor.
¿Cómo no voy a ser feliz si tú eres mi vida? ¿Cómo no ser feliz si eres mi razón y mi esperanza? ¿Cómo no serlo si eres la felicidad encarnada en una persona?
Tu amor me da dicha, me da alegría, esperanza para afrontar cada segundo hasta el momento de verte, me hace soñar con ser feliz y despertar siéndolo. Tu amor me hace tan feliz como el más feliz.
No te imaginas lo que siento, quizás sí, si tu lo sientes como yo. Amarte es querer abrazar la vida y recorrer el mundo dándote la mano. Amarte es ser dichoso, incluso sin causa para serlo, tú eres mi causa.
Soy tan feliz que temo despertar y no encontrarte a mi lado para seguir siéndolo, pero sé que eso no pasará, porque nuestro amor es eterno.
Quisiera saber expresar con palabras mi felicidad por ti, pero basta con que me mires con tus ojos... lo descubrirás.
Te amo

Anónima

jueves, 15 de octubre de 2009

Amor de mis Sueños

Querida mía :
Sabes, eres el amor que salió de mis sueños para volverte realidad, el que tiene el don de cambiar mi mundo con tan solo una sonrisa, esa sonrisa que hace enamorarme e ilusionarme con un perfecto futuro junto a ti.
Quizá sea magia aunque la verdad, no lo sé. Pero sea lo que tengas has logrado que viva pensando en ti cada momento y si no te tengo a mi lado me siento incompleto.
Haces que mi vida tenga sentido, que tenga una razón por la cual luchar, eres mi fortaleza cuando siento decaer, por ti lograré muchas cosas, por ti seré el mejor hombre que pueda existir.
Te daré todo lo que necesites, te llenaré de amor hasta saciarte por toda la vida, no dudes tengo tanto amor por darte que quizás me quede corto el tiempo que Dios me brinde en la tierra, y todo será tuyo, eres la que Dios eligió para mí y sé que lo hizo bien.
Tienes todo lo que le pedí, por eso viviré agradecido por ponerte en mi camino, sólo quiero estar a la altura de tus requerimientos.
Espero tener lo que buscas en tu compañero de viaje, brindarme la oportunidad se ser parte de tu vida como lo eres ahora tú de mi vida, quiero ser el afortunado / a a quien le des todo tu amor y el resto de tu vida. Juro que no te decepcionare.
A mi lado haré que seas la más feliz de todas las personas.
Vivirás conmigo un eterno romance, te amaré por siempre más que una promesa es un juramento…!
Eres el amor de mis sueños.

Anónimo

viernes, 9 de octubre de 2009

Carta de Amor

Amor te dedico esta carta para decirte con
estas bellas letras lo mucho que te amo.

Amor te amo con todo mi corazón,
desde que te conocí me enamore de ti,
me duele no poder estar a tu lado,
Té extraño tanto, esperanzas tengo
de algún día estar junto a ti,
y no separarnos nunca.

Añoro poder estar entre tus brazos
decirte palabras de amor al oído,
besarte, abrazarte y consentirte,
acariciar cada parte de tu cuerpo,
poder caminar tomados de la mano
como dos enamorados.

Recordar el día que nos conocimos,
compartir malos y buenos momentos,
pasar los instantes más bellos,
vivir felices, disfrutar nuestro noviazgo.

Y solamente quiero decirte con el corazón,
que te amo y, siempre te amaré mi dulce amor

Anónimo

domingo, 4 de octubre de 2009

Carta de Don Quijote a Dulcinea

Soberana y alta señora:
El herido de punta de ausencia, y el llagado de las telas del corazón, dulcísima Dulcinea del Toboso, te envía la salud que él no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es en mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, maguer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que además de ser fuerte es muy duradera. Mi buen escudero Sancho te dará entera relación, ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo. Si gustares de socorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto, que con acabar mi vida habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo.

Tuyo hasta la muerte,



El caballero de la triste figura